miércoles, 18 de octubre de 2017

¿En busca de una quimera?


 Lo sé. Las cosas que hago son raras así que yo debo ser muy raro. Pero creo ahí fuera hay gente que disfrutaría compartiendo un poco de mi locura. Sin ir más lejos hasta ahora ya habido gente que lo ha hecho y lo ha disfrutado hasta que las circunstancias de la vida nos han impedido seguir trabajando juntos.

 Los que me seguís ya sabéis a qué me refiero y comentaba ya en la anterior entrada. Pero bueno seré redundante y explicaré la situación. 
No he querido publicar mis novelas bajo mi nombre real. Hasta ahí bien. Hay muchísima gente que publica con seudónimo y no pasa nada. Pero como yo soy así quise llegar un poco más lejos y hacer lo mismo Richard Castle. Y lo conseguí, encontré a alguien de mi entorno que se atreviera a interpretar a mi alter ego Emma Sagen.

 Pero ahora me encuentro un poco más como Doctor Who en la tesitura de buscar a alguien que retome su papel, que me preste su rostro para la web y las redes sociales y su presencia en los días que se hagan firmas de libros.

Es complicado sí, pero no imposible ¿Estaré loco? 


Leer más

viernes, 15 de septiembre de 2017

¿Crees en las casualidades?


 Da igual cómo lo llames, casualidad, azar o destino. Pero hay veces que parece que ocurren las cosas porque tienen que ocurrir así, como si estuviera escrito.

 Esta mañana, camino del trabajo, iba pensando que ya está avanzando septiembre y tengo pendientes un par de firmas en librerías. Esos pensamientos los enlacé con el siguiente paso, que antes de que se agote la primera edición de Perigeo Azul debería tener a la nueva Emma Sagen preparada. Y encontrar a alguien que encaje con el papel no será tan fácil. 

 Justo en ese momento se cruza una chica para pasar delante de mi por los tornos de entrada al metro. ¿Y qué es lo que llevaba en la mano? Un libro de Richard Castle, el mismo que estoy leyendo yo ahora. Y si sois lectores habituales sabréis qué significa eso para mi. Quizá era era la señal para haberla detenido y ver si podía ser ella. Pero claro...¿Qué pensarías de alguien que te asalta por la calle ofreciéndote ser otra persona, algo así como la versión española de Richard Castle?

Quizá solo era la señal para empezar a mover mi búsqueda...¿Que no sabes de lo que hablo? Pincha aquí y sabrás de que va el tema.

Nathan Fillion interpretando a Richard Castle en una firma de libros

Leer más

viernes, 18 de agosto de 2017

¿Por qué Cruce de Caminos?


 Digamos que siempre me he visto en una encrucijada preguntándome qué camino seguir. Y una vez escogido el sendero no he podido evitar preguntarme qué hubiera pasado si mi elección fuera el otro.

 En los cruces de caminos es donde se toman las decisiones importantes, donde conoces a gente que viene de otros sitios y te puede mostrar cosas que jamás hubieses imaginado, donde encuentras nuevos compañeros de viaje y te separas de otros. Siempre me he imaginado esos sitios junto a una posada. Allí es donde comienza la aventura y donde defines el personaje que quieres ser. Luego tan importante es lo que haces en el camino como la decisión de tomarlo.

 Cruce de Caminos también es una película de Walter Hill , Crossroads (1986) que me marcó en que aquella época en la que tocar la guitarra llenaba todos mis sueños. Aunque llegué a esa encrucijada y me decidí por escribir que hacía menos ruido... ¿Hubiera sido un buen músico?

 Curiosamente cruce de caminos contiene la doble "c", al igual que el caballero de la canoa, las siglas que utilizaba para firmar mis entradas y mis escritos antaño. C.C. 

Así es como me llamaba mi querida Almagriss y aún lo sigue haciendo.

Sí, Cruce de Caminos es un buen nombre para esta web. Lo pedía a gritos.

Imagen de la película Crossroads (1986)





Leer más

viernes, 14 de julio de 2017

¿Agente literario?


 Tengo un montón de tarjetas que dicen que soy agente literario. En cierto aspecto es verdad, aunque solo para Emma Sagen. Me es más fácil mover las cosas hablando en tercera persona. Cuando vas a un sitio entregas tu tarjeta y dices que eres el agente o representante de una tercera persona le estás dando ya una categoría.  De esta forma he conseguido muchas cosas buenas para Emma. "Jo si esta chica tiene agente es que buena, podemos darle una oportunidad"

 Me acuerdo cuando andaba yo con Pedacitos de Muerte moviéndome arriba y abajo intentando venderme lo mal que me hacía sentir. No me gusta hablar de mi mismo y no me sé vender. "Otro escritor de tres al cuarto suplicando que ponga su libro en mi catálogo, paso" 

¿Que estoy engañando a la gente? Yo no lo veo así. Quien mire mi tarjeta y se moleste en entrar en la web sabrá de qué va el tema. Quien vaya directamente a Mundo Perigeo podrá, si se interesa, quitar las capas de la cebolla y llegar igualmente aquí. Además allí lo digo claramente. Emma Sagen somos dos personas. Y si no se molestan en ninguna de las dos cosas. ¿Qué mas les dará entonces? Siempre pondré el ejemplo de Richard Castle para explicarlo. 

Pues cuando comencé con todo esto encargué 500 tarjetas, no porque pensara que iba a repartirlas como cromos, si no porque me salían más baratas. Hasta la fecha no sé cuántas habré distribuido pero creo que casi nadie las ha usado. Por lo menos el correo y el número de teléfono no lo han usado mas que locales donde había estado mirando para hacer presentaciones de Perigeo Azul. Y entrar en la web no lo puedo decir.

¿Las voy a seguir utilizando? Por supuesto. Sigo siendo el agente de Emma y quizá en algún cruce de caminos acabe representando a otro escritor. Quién sabe. Aunque creo que hubiera quitado ese término de la tarjeta. Agente literario. Debería haber puesto el lema que ahora reza bajo mi nombre en esta web. Tengo sueños y lucho por cumplirlos. ¿Los tienes tú? Quizá nos podamos ayudar. Venga vale, es un poco largo para una tarjeta. Ummm ¿Quizá solo Agente o representante? No, que va, me quedo con mi lema ;-)


Leer más

lunes, 26 de junio de 2017

Algunas respuestas


  Sois pocos los que os habéis dado cuenta de que he reactivado mi blog, No es que tuviese antes muchas visitas pero tampoco había anunciado mi vuelta aún (que lo haré). Y de esos pocos que os habéis asomado por aquí alguno sí que me ha preguntado ¿Por qué? y más concretamente ¿Por qué reabres este blog si ya tienes a Emma? 

Porque necesitaba un sitio de encuentro real. Digamos que soy la capa más profunda si te pones a rascar en Mundo Perigeo y si alguien busca algo en concreto estoy yo. Tal y como pone en la pestaña sobre mi soy biólogo, informático, escritor, diseñador gráfico, asesor de imagen, representante, agente literario, psicólogo, padre, hijo, hermano, amante, esposo, amigo... y quién sabe cuantas cosas más puedo ser si me ofrecen algo interesante. Porque esta página es también mi currículum y puede que a alguien le interese ofrecerme un trabajo o algún proyecto ¿Quién sabe?

También es verdad que yo mismo puedo ofrecer algo o buscar a alguien. Todo llegará. Quizá para septiembre... Pero ahora lo más importante era volver a tener mi pequeño hueco. Porque Emma tiene ya una imagen y un público y hay cosas que allí estarían fuera de lugar. Aquí puedo ser yo mismo al cien por cien.

Tampoco hay que olvidar ese proyecto a largo plazo que es Apogeo. Y cuando digo a largo plazo estando ahora centrado en Perigeo...Todo tendrá su momento y su lugar. Paso a paso.



C.C.





Leer más

viernes, 23 de junio de 2017

jueves, 1 de junio de 2017

¿Dónde están mis relatos?


 Si me habéis leído alguna vez sabréis que escribía asiduamente en el blog pequeños y grandes relatos. Algunos se convirtieron en novelas, pero...¿Y los otros? ¿Dónde están?

No os preocupéis no andan lejos. Ahora es Emma quien los publica. Rescató los antiguos y publicará muchos nuevos llegado el momento. A ella se lo he cedido todo. Tampoco es un problema, somos la misma persona ¿no? Así que ¿Qué mas da quién los publique? Aunque a algunos, como a mi madre y mi mujer, no les guste en absoluto que yo no quiera dar la cara.

De todas formas yo me he quedado con Blackie Pou. Que formará parte de un proyecto genial que se me ha ocurrido. Ahora, lo de siempre, necesito tiempo para escribir. Y en el rato que me he sentado esta noche aquí me he levantado ya seis veces por los despertares nocturnos de Sam...así no hay quien se concentre...pero pobre mi niño...


Leer más