13 de octubre de 2021

los grandes conceptos erróneos sobre mi

     

Nadie me conoce. Pero aun así me juzgan.


    Distante. Egocéntrico. Serio. Altivo.... son algunas de las palabras con las que me han definido. Nada más lejos de la realidad. No soy perfecto es cierto. Reconozco ser muy directo y a veces brusco cuando digo las cosas, pero jamás lo hago con mala intención o con afán de hacer daño. Pero soy exactamente todo lo contrario a esas impresiones que produzco en la gente.


    De una manera u otra me importa un bledo lo que el mundo piense de mi. Con los años he aprendido que soy yo y las personas a las que quiero los únicos que tiene que valorarme por lo que soy. 


    Aunque hay una cosa que sí me duele y proviene de la gente más cercana: amigos y familiares. Jamás me han tomado en serio como escritor. Ese es el gran concepto erróneo sobre mi. Porque para mi no es un pasatiempo. Es mucho más. Vale que no puedo dedicarle todo el tiempo que me gustaría. Por eso digo que soy escritor a tiempo parcial y soñador a tiempo completo. 


    Pero lo más doloroso es que la persona que más tendría que apoyarme me diga No sé para qué escribes si nadie te va a leer...


    Muchas gracias por tu apoyo. Ese día perdiste muchos puntos. No me importa que no me lean, pero que unos de esos que no me leen seas tú sí. Y eso me pasa con todos los que me rodean. Así que si ellos no me leen ¿porqué iba a interesarse nadie por lo que escribo?


    No os voy a quitar el mérito cuando estuvisteis allí en las presentaciones pero ya veo que fue una obligación. Qué feo sería dejarme solo aunque fuese un hobby ¿verdad? 


    No lo entendéis. Yo necesito escribir. Y si hubiese tenido vuestro apoyo las cosas serían seguramente muy distintas. Y por eso ahora lo van a ser de otra manera. Por eso existe esta página. Aunque entiendo que nadie quiera ayuda de una persona sin éxito alguno.



    Pero digo que las cosas van a ser distintas porque pienso seguir escribiendo. Y no voy a buscaros ni pediros consejo a vosotros. Hay otros caminos. Ahora mismo tal como están las cosas no soy capaz de embarcarme en el Perigeo Negro pero sí que estoy escribiendo algo sencillo para calentar motores en mi página de autor. Solo lo lee una persona. Y sé quien es porque me lo ha dicho. El saber que hay una sola persona esperando cada capítulo nuevo hace que el esfuerzo semanal que me he impuesto valga la pena, porque si no el relato se dilataría mucho en el tiempo.


    Y no es contradictorio. No me importa que nadie me lea. Pero si alguien lo hace se merece que me dedique a ella y me obligue a sacar ese tiempo que no tengo en estos momentos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de tus comentarios. No lo dejemos morir. Dejad aquí vuestra huella.

Contacto

¡Escríbeme!

En serio, da igual si me escribes porque has escrito una novela, coleccionas sellos o te dedicas al mundo del maquillaje. No importa si solo quieres hablar, desahogarte, hablar de tu perro o algún consejo del corazón...

Escríbeme con lo que quieras, porque aquí todo vale siempre que haya buena voluntad... Así que no dudes en ponerte en contacto conmigo ¡Prometo contestar!

Con la tecnología de Blogger.